¿Quién no posee un frigorífico en casa?

Difícilmente hay quienes respondan que No. Pero, la verdad es que todos poseemos uno. Y es que con la rutina tan acelerada que se vive hoy en día es muy importante tener estos electrodomésticos, ya que no solo tienen la capacidad de enfriar los líquidos, sino que además, te permiten mantener los alimentos en perfecto estado de conservación para su posterior consumo.

El arcón frigorífico es el tipo de congelador más pequeño ya que va en combinación con la nevera y tiene la función de conservar los alimentos y congelar también.

¿Por qué elegir un arcón frigorífico?

El arcón frigorífico es un electrodoméstico indispensable en el hogar, negocios expendedores de comidas y hasta en hostelerías por la gran capacidad que poseen para almacenar alimentos y por el reducido espacio que ocupan.

Fueron diseñados para mantener estabilizada la temperatura de congelación y que no se dañen los alimentos y bebidas que dentro de él se guardan ya que su misión es conservar comida por periodos prolongados de tiempo, evitando su descomposición y que el consumidor lleve a su mesa alimentos de calidad.

Los arcones frigoríficos para negocios y hostelería suelen diferenciarse de los domésticos en la potencia del compresor, ya que este debe ser más potente y estabilizar mejor la temperatura en el caso de aperturas continuas.

Además, resultan muy útiles para personas o familias que se les dificulta hacer las compras con frecuencia, por lo que se han decidido por elegir un aron frigorífico y conservar su comida por más tiempo.

Tipos de arcones frigoríficos

Varían según la cantidad de alimentos que se van a almacenar, de modo de evitar sobrecargas o que no sea suficiente el espacio interior para guardar la comida. Por esta razón, sus tipos son:

  • Arcón frigorífico horizontal de tapa abatible: es el más común y más económico. Conocido también como arcón horizontal. Lo puedes encontrar en tamaños de 70 a 200 centímetros, y con capacidades de hasta 800 litros.
  • Arcón frigorífico de tapa corredera: permiten ahorrar espacio en la parte superior al no tener que abrir la tapa completa, térmicamente son más eficientes y por ende se pierde menos frio y menos condensaciones en el equipo. El hecho de que sus puertas sean de corredera y cristalinas o transparentes es beneficioso porque se pueden visualizar más rápido los alientos que se van a utilizar, propiciando el ahorro energético.
  • Conservadores: suelen tener mayor profundidad que los arcones domésticos y operar a temperaturas inferiores a -24º C. Este tipo de arcón está diseñado para soportar temperaturas por encima de los 40º, con equipos frigoríficos sobredimensionados para garantizar el mantenimiento de la temperatura del equipo.        
  • Arcón vertical u horizontal: está determinado por las dimensiones donde se vaya a ubicar. Si es debajo de una escalera la mejor opción es un  arcón horizontal de una o dos puertas, si el espacio es reducido la mejor alternativa es un arcón vertical.
arcones frigorificos

Algunos consejos para su mantenimiento

  • Deshacer el hielo del arcón, para ello desconecta el arcón de la corriente eléctrica y deja la tapa abierta. cuando el hielo se deshaga absorber con una esponja, trapo o papel absorbente.
  • Para la limpieza interior no uses jabón, ya que es difícil de aclarar y sus residuos afectan el sabor de los alimentos.
  • Para eliminar la suciedad incrustada, se recomienda una pasta de bicarbonato de sosa y agua.
  • Al estar limpio y seco el arcón, puedes conectarlo a la corriente con la tapa cerrada y mantenerlo así durante 35 minutos antes de guardar los alimentos.

¿Qué precio tiene un arcón frigorífico?

Al establecer un presupuesto, se debe tener claro el tipo de arcón frigorífico que necesitas y cuál es el que más se ajusta a tu presupuesto. Existen en el mercado muchas marcas que ofrecen calidad y durabilidad por muchos años, por lo que sería muy conveniente pagar la diferencia.

Por lo que los precios oscilan entre los 120 y 300 euros para arcones más baratos, y entre 400 y más de 1500 euros los más caros.

Marcas recomendadas

Severin, Milectric, Hisense, Bomann, Zanussi, Klarstein, Samsung, Teka, LG, Becken, Kunft, Bosch, Exquisit, Rommer, Whirlpool, Tensai, Beko.